¿Necesito un abogado en Texas para borrar mis antecedentes?

Written by Aurora F. and Fact Checked by The Law Dictionary Staff  

La definición legal de expurgación significa que la justicia cierra y destruye los antecedentes de una persona, tanto del arresto como del procesamiento judicial, para que no puedan ser visibles a nadie. Bajo la ley de Texas, a una persona se le permite cancelar un arresto si el juicio no acaba en condena u otro tipo de supervisión comunitaria. Una persona también puede borrar un delito menor de clase C si resultó en la finalización con éxito de un fallo diferido. Entonces es contraria a la ley de Texas la utilización por parte de cualquier entidad bajo cualquier finalidad de los antecedentes expurgados de una persona. La persona con antecedentes cancelados puede negar el arresto y la existencia de dichos antecedentes e incluso la propia orden de expurgación a menos que sea preguntado bajo juramento en un tribunal. Esta negación también puede llevarse a cabo incluso cuando se opte a trabajos del gobierno y las fuerzas del orden. Con el creciente uso de los archivos públicos por parte de más del 80 por ciento de los empresarios que llevan a cabo verificaciones de antecedentes, la expurgación es definitivamente una gran inversión. La expurgación en Texas suele tardar como 4-5 meses. Los tribunales de justicia, como bien se sabe, operan bajo el principio de “el primero en llegar, el primero en ser atendido”, por lo que cuanto más rápido una persona empiece el proceso, más rápido su historial será expurgado y el nombre de la persona volverá a quedar limpio. Un ciudadano involucrado en un procesamiento judicial penal debe ser veraz acerca del arresto contemplado en los antecedentes que han sido expurgados. Incluso en esa instancia, solo el hecho del antecedente expurgado puede ser revelado. La persona no tiene ninguna obligación de entrar en detalles sobre del arresto o el procesamiento judicial.

La no-revelación es muy diferente a la expurgación. Una orden de expurgación requiere la destrucción de todas las referencias e informes del caso de la persona en cuestión de los archivos públicos. El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) debe además pedir a cualquier almacén federal el retorno de cualquier copia a la DPS, quien procederá a destruirlas. La propia orden judicial de expurgación es en sí misma destruida 60 días a 1 año después de procesar la orden. Una no-revelación requiere que la DPS envíe una copia de la orden de no-revelación a todas las fuerzas del orden, cárceles, y otras entidades que normalmente pueden facilitar una copia de estas actividades. Todos estos lugares a los que se les ha enviado la orden de no-revelación ahora tienen la obligación de sellar los informes, pero no de destruirlos. Además, estas instituciones no pueden revelar el delito, pero deben retener los informes. Estos antecedentes penales pueden ser usados contra una persona en un procedimiento posterior. El caso de una persona es elegible para solo uno de estos dos servicios y el servicio elegible se basa en la sentencia dada para dicho caso. La persona debería disponer de un abogado que se asegure de que la orden de expurgación o no-revelación se realiza correctamente y complemente a la primera, para que no sea denegada o cueste meses de retraso, para manejar cualquier objeción del abogado del distrito o para discutir ante el juzgado cualquier cosa que sea necesaria. Un abogado también puede redactar escritos a empleadores potenciales de la persona para hacerles saber que el caso se ha reabierto para su expurgación o no-revelación y pronto el candidato estará libre de antecedentes.

More On This Topic



Comments are closed.