Penas y resultados de conducir con el permiso suspendido

Written by James Hirby and Fact Checked by The Law Dictionary Staff  

Conducir con un permiso suspendido es esencialmente lo mismo que conducir sin permiso. Esto es así en casi todos los estados y es un asunto muy peligroso y serio. Muchos estados tienen normativas que permiten la incautación del vehículo y todo su contenido, mientras que otros estados dictan incluso penas de cárcel. De forma común, la mayoría de los estados prevén sanciones económicas de algún tipo.

En realidad los estados buscan la sanción económica y negarán al infractor el derecho de conducir durante un tiempo prolongado más allá de la suspensión del permiso de conducir. Se convierte en un hecho repetitivo la pérdida permanente del permiso, la prohibición de obtener un seguro, así como tiempo en prisión, que suelen ser las acciones más normales en la mayoría de los estados. Es sorprendente la cantidad de personas que han experimentado esta situación. Muchos incluso se sorprendieron cuando se les aplicó la suspensión porque nunca habían recibido una notificación de la misma. Situaciones en torno al tráfico o las infracciones de tráfico o algunos otros delitos menores que han ocurrido fuera del estado de residencia donde se les ha impuesto algún tipo de sanción. Recibir la notificación es otra cuestión. Los estados colaboran entre ellos y el estado de residencia será tanto el que soporte las malas noticias como el que represente la acción judicial por “conducir con el permiso suspendido”. Si el descubrimiento de la suspensión del permiso acontece mientras el conductor se encuentre fuera de su estado debido a otras infracciones, ese estado puede incautar el vehículo, poner al conductor bajo custodia para la disposición judicial. Sorprendentemente, pocas personas han experimentado que el estado parezca minimizar las penas, excepto en lo que es obligado. Acudieron a la audiencia pensando que todo podría ser minimizado y entonces fueron golpeados con lo peor que podría ocurrir.
Si las circunstancias son tan simples que la persona recibió una suspensión del permiso de conducir debido a la comisión de otro acto delictivo y esa persona arrogantemente ignora la sentencia judicial volviendo a conducir, los tribunales reinstaurarán lo que pueda haber sido suspendido en la situación original y añadirán penas por este último acto arrogante. La arrogancia o la percepción de arrogancia normalmente son el desencadenante para recibir las penas máximas. El tiempo en prisión casi puede estar garantizado. La prolongación de la suspensión del permiso de conducir durante un número significativo de años son sanciones que un juez aplicará felizmente a cualquier acusado arrogante. El gobierno federal y los gobiernos estatales y locales y las jurisdicciones todos ponen la responsabilidad de conocer las penas por cualquier acción contraria a la ley y el juicio posterior únicamente en la parte demandada. Se espera que todo ciudadano mantenga su nombre y su dirección correcta en el DMV y las actualice para que cualquier gobierno o jurisdicción pueda notificarle cualquier circunstancia.

More On This Topic



Comments are closed.