Plazo para los pagos en un juicio sumario y posibles opciones

Written by James Hirby and Fact Checked by The Law Dictionary Staff  

Un juicio sumario es una difícil obligación que podría llevar al embargo de activos o salarios y al estrés y la preocupación típica que desafortunadamente acompaña este tipo de situación. No hay un límite de tiempo específico para que una deuda sea pagada, sin embargo, el acreedor que obtiene el juicio contra el deudor, siendo sumario y el cual tiene lugar antes de la audiencia en los tribunales, o una sentencia judicial, que ocurre en la audiencia, solicitará algún calendario de pago o cantidad fijada por el tribunal en la sentencia para asegurarse de que el pago es realizado por completo. Hay poca diferencia entre las dos sentencias más allá del paso de tiempo y de los gastos judiciales que suponen.

Un gran número de personas que lo han experimentado expresan que casi cualquier opción es mejor que obtener una sentencia contraria a uno mismo. Estas sentencias se reflejan en el expediente crediticio del deudor mientras que la sentencia no se haya cumplido en su totalidad, más el que tiempo que añade el tribunal para eliminar el hecho. Cualquier cosa que lleve a una sentencia es mala para el deudor. La primera opción siempre se “negociar, negociar, negociar”. El acreedor no desea gastar sus recursos en un periplo judicial, y posiblemente intentará trasladar dichos gastos al deudor como parte de la sentencia. Esta es otra razón por la que merece la pena negociar. El deudor necesitará un abogado, o (al menos) debería tenerlo si la audiencia judicial es la vía que se ha tomado. Los gastos también se ahorrarán con la negociación, además de que el deudor se ahorrará la recalificación de crédito y los informes negativos si se llega a juicio.
Un punto a tener en cuenta es que la quiebra no dispone de una provisión para las sentencias de resolución judicial. En una quiebra, todas las sentencias quedan excluidas por el administrador en el procedimiento. Si uno intenta presentar una quiebra debido a este acreedor, sería mejor presentarla antes de la audiencia judicial, y ciertamente mejor antes de firmar (o no) cualquier juicio sumario. Como siempre, un buen abogado y al menos una consulta sobre la situación del deudor son más que recomendables.
Si uno es el acreedor o la persona cuya deuda legal está siendo ignorada por el deudor, sopesa las negaciones frente a los gastos y costes que se generarán tras un juicio. ¿Durante cuánto tiempo el juez permitiría al deudor pagar? ¿14 años? Algo entre medias siempre es una medida que puede agradar a ambas partes en un acuerdo de negociación, que siempre debe ponerse por escrito y firmarse.

More On This Topic



Comments are closed.