¿Puedo comprar una casa después de una ejecución hipotecaria?

Written by Aurora F. and Fact Checked by The Law Dictionary Staff  

La respuesta simple a esta pregunta es “sí”. Lo complejo viene en términos de lo que te costará, el tiempo en que vaya a ejecutarse la hipoteca, si ya ha sido ejecutada, qué opciones podrían ser mejores que la ejecución. Asumiendo que la pregunta parte de alguien que está indagando acerca de los resultados de una ejecución, pero que aún no ha sido ejecutado, la discusión acerca de posibles opciones puede merecer la pena. A este término, lo siguiente es saber lo que los expertos y las personas experimentadas recomiendan.

En primer lugar, discutir con la compañía hipotecaria si puede ser posible una forma de refinanciación para mantener la actual vivienda. Todo el mundo parece estar de acuerdo con que esto es el mejor y primer objetivo a abordar. Las negociaciones pueden ser muy difíciles porque los acreedores quieren recibir todo el dinero que se les debe, incluyendo los intereses, ya que esto es normalmente su beneficio. Perseverancia y una muy buena presentación parecen ser la fórmula ganadora para aquellos que salieron exitosos de sus negociaciones, ya sea bajando las tasas de interés o cuota de la deuda para mantener la casa.

La siguiente mejor y más favorable recomendación es encontrar otra compañía que refinancie, si la actual no puede o no quiere ayudarte a mejorar la situación en beneficio de ambas partes. Si la casa está amenazada por otra deuda desmedida, los expertos recomiendan presentar el Capítulo 13 de quiebra para reorganizar, y posiblemente reducir la deuda.
Antes de saltar a la quiebra, el hipotecado tiene que tomar la decisión personal, y desde el sentido común, acerca de mantener la casa o no. Realizar una venta rápida con el consentimiento de la compañía hipotecaria o abandonar la propiedad mediante una “escritura en lugar de una ejecución” y devolver con ello la hipoteca bancaria a la compañía hipotecaria son opciones que el deudor debe considerar.

Asumiendo que el deudor quiere mantener la vivienda, siempre que sea posible, la siguiente recomendación es presentar la quiebra del Capítulo 7. En este punto la liquidación de la deuda es posible que se produzca. La casa, como deuda garantizada, sobrevivirá a la quiebra. Quizás con esta reducción de la deuda, se podría retener la casa.
Durante el procedimiento de quiebra, desde su presentación por parte del deudor hasta la resolución judicial, cada acreedor debe cesar en sus actividades recaudatorias. Una vez la resolución se produce, cualquier acreedor cuya deuda aún persista puede reiniciar de nuevo el proceso recaudatorio.

Antes y después de la quiebra, pero no durante, una compañía hipotecaria puede iniciar el procedimiento de ejecución una vez que el hipotecado falla en el pago de un número fijado de mensualidades. Las normas a este respecto son establecidas según el estado y pueden diferir de un estado a otro. El abandono o la ejecución dejan la peor marca en el expediente del deudor. “La escritura en lugar de la ejecución” es mejor opción porque muestra una voluntad de cooperación con el acreedor. Las marcas negativas en el historial crediticio del deudor van de la siguiente forma:
• La información de quiebra puede durar hasta 10 años.
• La información de ejecución hipotecaria puede durar hasta 7 años.
• Información judicial concerniente a una demanda o juicio puede durar hasta 7 años o hasta el límite fijado por ley, lo que sea más largo.

More On This Topic



Comments are closed.