Ser demandado cuando te has declarado en quiebra

Written by Aurora F. and Fact Checked by The Law Dictionary Staff  

Como en todos los casos de demanda, la ejecución hipotecaria, la quiebra y similares, una persona que es el deudor y es demandada necesita realmente consultar con un abogado que conozca las leyes y sus regulaciones. Buscar las respuestas por Internet es un juego de azar que podría agravar la situación.
Gran parte del proceso va a depender de quién es la parte que demanda. Un acreedor incluido en un concurso de acreedores viola la ley si la deuda por la que demanda ya fue saldada. De hecho, el acreedor podría ser ahora demandado por la violación de esta ley.
Si la demanda tiene lugar durante un concurso de acreedores, es muy probable que la demanda no sea tomada en consideración, o declarada legalmente irrelevante debido a la quiebra. A menos que se haga un juicio que se considere como garantía, hay muy pocas posibilidades de que el juicio sobreviva a la quiebra. Pero, una vez más, esa es la razón por la que la persona debe contratar a un abogado.

Si la demanda ocurre después de la quiebra, la parte demandada que acaba de declararse en quiebra tiene que esperar ocho años según el capítulo 13 concerniente a la bancarrota para una nueva resolución, y no una presentación. Esto significa que una persona puede presentar una quiebra antes de ocho años, pero probablemente no obtendrá una resolución hasta pasados ocho años de la primera. Según el capítulo 7, el periodo de espera son cuatro años. Lo más interesante es que el juicio no puede ser interrumpido si el deudor es nuevamente expedientado por la consiguiente quiebra. Una sentencia puede ser considerada como una deuda garantizada y sin exención por la ley federal. He ahí otra razón más para contratar a un abogado.

Aunque pueda parecer lo contrario, no es la demanda quien dañará a la persona, sino la sentencia final de dicha demanda que establezca el nivel de castigo. La sentencia puede permitir el embargo y liquidación de propiedades y cuentas, así como de salarios. Como cada estado tiene sus propias leyes acerca de lo que está o no exento en las sentencias, es importante que conozca los hechos, las leyes y normas directamente de un abogado. Además, el embargo podría ser de forma indefinida hasta que la deuda sea completamente recaudada, incluyendo cualquier tasa o interés legalmente permitido. Algunas personas sufren el embargo durante veinte años o más. En cualquier caso, el embargo tiene restricciones que deben ser seguidas y en caso de no ser así se podrían presentar cargos por acoso.

Cuando todo se reduce a lo que dicta la sentencia y a la situación de la persona, con la ayuda de un buen abogado se puede salir de dicha situación de la mejor forma posible. Incluso en el peor de los casos, la penalización está limitada, y no es para siempre. Las cortes disponen de leyes y normas que permiten a las personas sobrevivir, incluso si es muy complicado. Nunca dos situaciones parecen ser iguales, por lo que siempre merece la pena discutir con un abogado para decidir los pasos a seguir a largo plazo.

More On This Topic



Comments are closed.