¿Desde qué fecha se comprueba el historial bancario cuando se presenta una quiebra?

Cuando alguien presenta una quiebra, dicha persona sabe, o debería saber, que el juzgado mirará la vida del deudor con mucho detalle y las facturas y los pagos del deudor con más detalle aún. Bajo condiciones normales, un administrador de una quiebra del Capítulo 7 o un funcionario judicial de un Capítulo 13 querrán revisar tu historial de cuentas bancarias, préstamos bancarios, declaración de impuestos y otras cuestiones financieras. Lo que los solicitantes están buscando es efectivo y activos saldables que puedan embargarse para el pago de la deuda. Ellos incluso buscarán evidencias de cualquier ingreso o activo que por ley quede exento. Al igual que el deudor, el juzgado designó a las personas y acreedores que están obligados por las leyes federales y estatales.

Tener tus informes disponibles y organizados indica al juzgado y a sus funcionarios que estás dispuesto a cooperar. Aunque la situación sea difícil, tener una buena actitud y mostrar voluntad de trabajar con los funcionarios judiciales normalmente funciona a tu favor a la hora de discutir sobre dificultades, embargos y exenciones. Algunas personas han notado un resultado favorable al ser sinceros y abiertos.
En relación a los impuestos mucha gente y algunos expertos esperan que se pidan los dos últimos años a la presentación de la quiebra. Para el resto, parece que los tres meses anteriores es lo que más probablemente vaya a ser requerido. Una vez más, esto es típico. Un apunte especial, todo el mundo recuerda que en todas las diligencias con el juzgado, los jueces, los funcionarios, estás bajo juramento. Cuando presentas una declaración de bancarrota y entregas la documentación requerida, lo haces cuando estás bajo juramento. Esto significa dos cosas. Una, la pena por engaño, no solo un error honesto, es posible el fraude y los cargos por perjuro. Dos, los juzgados y sus funcionarios pueden empezar a solicitar muchos más meses de documentación para determinar fraude y su alcance. Dependiendo de con quién hayas mantenido transacciones financieras con tu círculo de amigos y negocio, considera si has experimentado algún conflicto financiero o malas sensaciones en relación a dichas transacciones financieras. La razón es que un conocido poco amigable que sepa algo acerca de tus finanzas que podrías no comunicar al juzgado podría acudir y chivarse acerca de ello. Esto podría ponerte entre una situación de fraude y perjuro como mencionábamos antes.
Además, algunos expertos avisan que, como el IRS, cuando se sospecha de fraude, la agencia o el juzgado irán tan atrás como quieran o puedan para probar los cargos. Como decíamos anteriormente, los informes de tres meses parecen ser una norma en la mayoría de las jurisdicciones estatales. Algunos apuntan que algunos estados solicitan más informes de forma automática. Una persona de Kentucky necesita documentación de los últimos seis meses. Pero nuevamente, los diferentes estados tienen normas más allá de las normas federales y, como siempre, es por ello que contratar un buen abogado merece la pena.

More On This Topic



Comments are closed.