Esconder los activos antes de la presentación de una quiebra

La idea de que un deudor “esconda sus activos” antes de la presentación de una quiebra sugiere que dicho deudor no va a especificar la propiedad o conocimiento de dicho activo en los papeles de la quiebra. Haciendo esto antes de la presentación se considera un “intento de fraude”, lo cual es un acto criminal y es premeditado. Presentar los papeles de la quiebra sin listar los activos escondidos es un “fraude penal”, un delito mayor, y, nuevamente, premeditado. Si añadimos a esto el hecho de que el deudor está infringiendo la ley federal, así como también posiblemente la ley estatal, esto significa que el deudor está corriendo demasiados riesgos escondiendo los activos. La ley federal dispone un estatuto de limitaciones de cinco años después de la resolución o la desestimación o la denegación judicial, y si el juicio no tuvo lugar, entonces no hay límite para perseguir el crimen. Las sanciones alcanzan hasta los $250,000 y/o cinco años de prisión y/o cualquier otro tipo de infracción que ocurriese durante el acto criminal. No hay necesidad de decir que el gobierno federal toma de forma muy seria los casos de intento de fraude. Además, cualquier alivio de deuda conseguida durante la quiebra será revertida, las cantidades adeudadas serán reinstauradas, y el estado prohibirá muy posiblemente el uso de las leyes de quiebra durante un tiempo determinado.

La presentación de los activos y responsabilidades es un acto que el deudor realiza estando bajo juramento, según lo previsto en la ley federal. De hecho, cualquier cosa que el deudor haga o diga será bajo juramento. La verdad es la única condición posible.
Teniendo esto presente, existe un alto riesgo de descubrir el fraude porque es tarea del administrador designado por los tribunales investigar la lista de activos y responsabilidades según la información disponible, y esto supone desde el expediente crediticio del deudor hasta su historial de conducción, o sus antecedentes penales. Por lo que realmente no merece la pena.
Así que, ¿cuáles son las alternativas, las opciones recomendadas? La negociación es una opción, discutir las alternativas con los acreedores antes de la presentación de la quiebra, hacer uso de las exenciones que marca la ley federal para las necesidades de mantenimiento de uno mismo y de la familia después de la quiebra. Varios tipos de fuentes de ingresos quedan exentas por la ley federal, y algunos estados la complementan. Para utilizar estas exenciones, el deudor debe residir en el estado en cuestión durante un número de años determinado. Algunos estados protegerán la casa al deudor, especialmente a la luz de los escándalos hipotecarios de los últimos años.

More On This Topic



Comments are closed.