Impacto de una quiebra o de una mala situación crediticia sobre un futuro agente de policía.

Written by James Hirby and Fact Checked by The Law Dictionary Staff  

La quiebra o una mala situación crediticia no pueden ser las razones inmediatas o el sesgo que impidan a una persona obtener un puesto del estado. Con respecto a la quiebra, la sección 525a de la ley de Quiebra es la que dispone lo anterior. Para una mala situación crediticia, la puntuación de crédito es meramente un indicador individual, ya que existen muchas razones para que se produzca una mala situación crediticia. Una quiebra puede destruir la puntuación de crédito de un deudor, debido a que una vez que se emite la resolución de la quiebra las agencias de crédito también dictan su informe en las seis semanas posteriores. Cuando una agencia de crédito procesa la información de la quiebra y los resultados de los acreedores previos, el deudor puede encontrarse con un descenso de entre los 100 y 200 puntos en la calificación crediticia. Para una persona que ya ha experimentado dificultades con sus acreedores, su puntuación crediticia probablemente se encuentre en una espiral de descenso. Los expertos indican que al menos son necesarios seis meses de buenos informes crediticios y pago de facturas en tiempo para que las cifran comiencen a remontar, pero muy, muy despacio.

Al mismo tiempo, también hay varios reglamentos federales y estatales que impiden el sesgo y la discriminación por razones de letanía, y esto es bien entendido en el mundo de los negocios y el gobierno. Sin embargo, hay puestos de trabajo que definitivamente requieren que el candidato se encuentre en un buen estado financiero, que su integridad no se haya puesto en duda, y que no se considere un riesgo de recaer en una falta de integridad debido a las presiones económicas. Esto es ciertamente claro cuando defender la ley es la tarea más importante, cuando proteger a la unión y acompañar a la comunidad es la principal tarea. La experiencia con la quiebra es una pregunta típica cuando se opta por uno de estos puestos de trabajo. Uno no puede esconder la información porque este tipo de agencias tiene acceso completo a la misma. Acontecimientos recientes y/o una mala situación crediticia actual son muy difíciles de superar para las responsabilidades de este tipo de trabajos. Aunque el tiempo mejora alguna de esta información negativa.

La integridad de una persona es muy difícil de medir, y es un problema que cada agencia que es responsable de la seguridad de alguien tiene que manejar. Las agencias en las circunstancias actuales necesitan equivocarse a favor de ser muy conservadoras, muy estrictas. El riesgo no es algo que una agencia quiera asumir. La integridad es una faceta humana que parece estar debilitada. La voluntad de sufrir por la integridad de uno parece ser un atributo que muy poca gente tiene estos días. La sociedad espera integridad pero no quiere limitarse a promover acciones que fomenten la integridad, y el mundo entero sufre por esta pérdida.

More On This Topic



Comments are closed.