Sobre los juicios por incumplimiento

Un número diferente de páginas y muchas (desgraciadamente) personas que lo han experimentado proporcionan una sólida visión de llegar al punto de un juicio por incumplimiento, qué es lo que puedes hacer en una audiencia de un juicio por incumplimiento, qué ocurre normalmente después de un juicio por incumplimiento, qué puedes o no hacer aún después de un fallo en tu contra por incumplimiento.

Empezando por el primer punto. Todo el mundo aconseja no admitir nunca por teléfono o por escrito que eres el responsable de la cantidad adeudada. Simplemente di que NO eres responsable de dicha cantidad, pero que te gustaría discutir un plan de pago para resolver la actual contingencia de crédito.
Una de las experiencias que se presenta de forma muy común y repetida es hacer lo que sea necesario para no llegar al punto de un juicio por incumplimiento. Lo que esto significa es “comunicación” y “documentación”. Comunícate con la empresa emisora de tu tarjeta de crédito. Documenta cada llamada telefónica o email que intercambies con el acreedor. Envíales alguna cantidad de dinero todos los meses, aunque no sea la cantidad mínima establecida. Es difícil para el acreedor demostrar mala fe y reclamar un incumplimiento cuando te estás comunicando con él y le estás enviando algún dinero. Asegúrate de conseguir y anotar el nombre y apellidos de cada persona con la que hables, la fecha, hora, y lugar donde te encontrabas cuando se produjo la llamada. Incluso si la compañía de la tarjeta de crédito te amenaza con una empresa de recobro, continúa enviándoles un pago mensual. Si la empresa de la tarjeta de crédito realmente transfiere tu cuenta a una agencia de recobro, continúa enviándole un pago mensual a dicha agencia, y continúa documentando quién, cuándo (fecha y hora) y dónde te encuentras durante las llamadas.

Si la relación parece ir mal, probablemente sea hora para una consulta legal. Algunos abogados te aconsejarán por una pequeña cantidad de dinero continuada. Si llega una citación para un juicio por incumplimiento, ¡¡DEBES ACUDIR!! Si la audiencia tiene lugar, ves allí, sin excusas. ¿Por qué? Tienes que presentar al juez la documentación para intentar llegar a un pago negociado que puedas afrontar, cualquier cosa que parezca un acoso, y quieres exigir pruebas de la agencia de recobro sobre la cantidad debida. Si la agencia no puede proporcionar dichas pruebas, y en algunas ocasiones los acreedores no envían a las agencias de recobro la documentación suficiente, la situación podría ser desestimada y desaparecería la deuda. Si no acudes a la audiencia y se produce un fallo en tu contra, aún puedes pedir una oportunidad para que se desestime la sentencia en base a tus documentos. Aunque sería más fácil si acudes a la primera audiencia.
Si no se libera la carga, tu abogado te dirá lo que un acreedor puede embargar para liquidar la deuda. Las devoluciones federales y la seguridad social son intocables. Tienes que confirmar lo que ocurriría si se depositan automáticamente en tu cuenta bancaria, pero la mayoría de los estados protegen estos activos. Siempre puedes continuar negociando con el acreedor para resolver el asunto, pero la mayoría de los acreedores quieren su dinero y lo quieren ya mismo.

More On This Topic



Comments are closed.